Me gusta verte dormir
Creer que puedo explorar los bordes junto a tí cuando sueñas
Ver que te conviertes, sin querer, en el negro sobre el blanco
En la palmada en el hombro, en la mordida nunca dada
En la quietud y la rabia
Me gusta verte dormir porque con tus sueños idealizo mi futuro
Con tu calma la vida obtiene su ritmo pausado y se olvida de la premura
Es ese delicioso ritmo que llevan los pies pausados cuando no apuran el final
A veces afables, otras hirientes
Te veo navegar por la cama dado vueltas de este a oeste
Dejando el norte tan atrás que el sur apenas te recuerda
Queriendo mirar, perplejo junto a mí, al horizonte sin miedo
Queriendo adivinar si alguna vez, los monstruos, las quimeras y los dioses
Fueron la realidad permanente que lo diseñaron todo
Pero la verdad es que dormir en una buena cama no te determina
Dormir apenas te importuna
Tiene la sabia de regenerar las ideas, de restaurar los caminos
Pero cuando duermes, la noche se hace muy larga
Las pupilas son insomnes
Los caminos para llegar hasta ti son veredas uniformes,
como la calma de nuestras sonrisas alumbradas por la vida.

Compártelo en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.