El secreto durará lo que dure el miedo
Te suele sorprender y te atenaza como quien arrastra la vida al matadero
Crees que eres feliz y respiras perfectamente bien,
Y de pronto, lo ves pasar sin sentido ante tus ojos
El secreto fue un secreto hasta que mi voluntad dejó escapar el miedo
Hasta que me llené de valor y lo escupí al mundo
Me deshice de la presión y le sustraje su poder
Su capacidad de castración
El secreto tiene brazos largos y pupilas estrechas
Y es casi patológico y redundante su manera de halagarlos la espalda
De permitir acomodarnos en ese sofá rancio e inerte
Tan antiguo como las luces de una noche marcada por la vejez
De arrastrarnos muy dentro de nosotros mismos y dejarnos bostezar
Donde la única virtud es la ilusión
El deseo de romper con todo, con el cristal y la lágrima
Apartarnos de la diana que nos persigue con el pecho al descubierto
Sacarlo todo de uno mismo y aligerar la carga
Diezmar el vacío alrededor de ti
Ver como escapan todos a dos metros de ti, sin miradas, sin abrazos, con la sonrisa truncada
Y la cara llena de rencor
¡Afuera el misterio!, ¡afuera la mierda!,
El gentío que se esconda, que se aparte
Aquí va mi secreto…

Compártelo en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.